jueves, 29 de noviembre de 2012

IMÁGENES NARRATIVAS



Sueños de palomas
Daniel Cubas Romero

Uno de los méritos de Sueños de palomas es la visualización plástica y lírica que el autor hace de los escenarios donde ubica sus cuentos. Daniel Cubas Romero tiene a la pintura como otra de sus vocaciones, y por ello es capaz de captarlo todo con la singularidad de quien se ha dejado seducir por los mágicos paisajes de nuestro país. Urbe, ande y montaña son los espacios desde donde estas historias nos hablan con exuberancia pero a la vez con poesía, sujetándonos a la versión idílica de un artista que vivió en carne propia lo narrado. De esta forma, dejan de ser una sorpresa la nostalgia, el imaginario, los detalles y el lenguaje empleados en este libro, y, sin embargo, consiguen volcarnos a nuestras raíces, al entrañable hogar de nuestros corazones, tal como si fuéramos palomas soñando con el jardín maravilloso de la vida.

Dimensiones: 20.5 cm. x 14.5 cm.
N° de páginas: 100
ISBN: 978-612-46092-5-1
Año de edición: 2012


Daniel Cubas Romero nació en Lima un 14 de febrero, en plenos carnavales y en el Día de los Enamorados, de 1956. Egresado del Colegio Militar Ramón Castilla de Trujillo, integrante de la IX Promoción de Oro (1972-1974). Estudió Arquitectura en la Universidad de Belgrano (Buenos Aires, Argentina) e Ingeniería Civil en la Universidad Nacional Federico Villarreal. Es artista plástico (autodidacta) con exposiciones individuales y colectivas tanto en el Perú como el extranjero: Galería Arcot de Viena (Austria), Galería del Palacio del Deporte y Galería Gavernet en La Habana (Cuba). Su cuadro “Fathia y Linz, dos Ducleas chismosas”, forma parte de la pinacoteca de la Casa de las Américas (Cuba), y su colección de pintura “Los incaicos de Kwbbaz” forma parte de la pinacoteca de la Oficina de Supervisión de Contrataciones del Estado. Fue profesor de Arte en el colegio SS. CC. Recoleta (secundaria) y en el Liceo Naval (primaria), y docente de Diseño Escenográfico y Perspectiva en la Escuela Nacional de Arte Dramático. En la sección “Cuentos Peruanos” del diario El Comercio, aparecieron sus primeras narraciones, tales como: “La casona gris” (octubre de 1981), “Juvencio”, “Kapu Zoná”, “Los caminos de la vida”, “Palomitas de Wee Kend”, etc. Asimismo, en el suplemento dominical del diario La Industria, de Trujillo, fueron publicados sus relatos: “La casona gris” (setiembre de 1981), “La mañana y el tiempo”, “El hombre y su sombra”, “Caballito de totora”, “Intranquilidad de un alma”, entre otros.

No hay comentarios: